El hombre desarrolló una masa encefálica que aumentó considerablemente su capacidad de percibir el mundo. Así logró independizarse de los instintos animales, pero es ahí donde reside su capacidad creadora y a la vez destructora; puede modificar en forma más radical que cualquier otro animal y por lo tanto tiende a modificar el medio natural dando lugar a un espacio geográfico. Dicho desarrollo permitió que el hombre dejara de ser un errante en busca de alimentos y protección y se convirtiera en un agente que trabajaría los suelos y se establecería en un espacio determinado empoderándose de él. Nos referimos a la primera gran revolución de la Humanidad; la agricultura. Hoy por hoy, el espacio geográfico se construye principalmente por el incesante crecimiento demográfico mundial y los procesos técnicos.

Un paisaje es un espacio reflejado y corresponde a un espacio geográfico ya que puede clasificarse según el grado de intervención humana. Así podemos decir que existen tres tipos de paisajes; naturales, el modificados y ordenados.

El paisaje natural es todo medio en que la intervención humana no es perceptible, básicamente se refiere a regiones que nos son aptas para la agricultura y la ganadería debido principalmente al clima. Un paisaje modificado consiste en cambiar un estado del medio natural para establecer uno nuevo cuya finalidad es habitualmente crear un medio que sea beneficioso para el hombre. Los procesos que generan las transformaciones de la tierra son, generalmente, muy largos y casi imperceptibles, en la modificación del paisaje estos procesos tienden a agilizarse, convirtiendose en potenciales desastres. Por otra parte un paisaje ordenado puede originarse a partir de un paisaje modificado, pues estos últimos no siempre están relacionados con la destrucción del medio, pues pueden ser también procesos de transición para la construcción de un paisaje ordenado. Así un paisaje ordenado, obra maestra del raciocinio humano e importante labor en el quehacer geográfico, refleja una acción meditada, concertada y continua. Primero diremos que es concertado, porque el ordenamiento no se construye en base a la necesidad de una sola persona sino que de una sociedad que se propone cumplir ciertos objetivos. Es pensada, pues el grupo ordena el territorio de acuerdo a ciertos elementos que le ofrece el medio con la finalidad de utilizarlos de la mejor manera posible, entonces podemos decir que el espacio se ordena en función de un sistema económico, de la organización social y las técnicas de las que dispone. Finalmente decimos que un paisaje ordenado es y debe ser una acción continua ya que sólo así el paisaje puede se modificado y se pueden cumplir los objetivos que el grupo de ha propuesto.

Los recursos naturales, como elemento constructor del medio natural, tienen un determinado valor en una determinada sociedad. De este modo dependerá del desarrollo del nivel técnico que ésta posea, de la situación geográfica del espacio y de la época, cuan utilizable puede ser un recurso. Por ejemplo en Chile Continental, que limita con el mar por el oeste desde el extremo norte hasta el extremo sur, no se utiliza energía mareomotriz, pues el costo de inversión es demasiado alto y por lo tanto el nivel técnico es bastante básico, lo cual en muchas ocasiones conlleva nefastas consecuencias con el medio ambiente. Mientras que en Francia, una de las potencias mundiales, se utiliza este tipo de generadoras de energía hace más de 40 años. O la tan cuestionada carencia de agua; en Barcelona se están quedando sin agua, es por ello que en acción conjunta del Estado con los privados instalaron desalinizadoras que permiten que hoy los Catalanes tengan agua segura. En el norte de Chile, los pueblos atacameños luchan día a día por proteger lo poco y nada que hay de agua, es más, existen ciertas normas que se han autoimpuesto que no tienen ninguna validez legal para el Estado de Chile, pero que en la comunidad deben ser cumplidas, pues las sanciones son bastante extremas.

Una de los principales problemáticas que posee la ordenación del espacio geográfico consiste en tratar de dar una utilización a los recursos que por una parte cumplan con las necesidades de la sociedad y por otra que no atente contra el medio natural.

En conclusión podemos decir que el hombre modifica el medio, pero este medio puede ofrecernos distintos tipos de paisajes humanizados condición que puede estar dada por el progreso económico y por lo tanto de los niveles técnicos que posea una sociedad y como ésta se organiza.

El espacio en el cual el hombre interviene, se apodera y aprovecha lo que el medio le ofrece es el espacio geográfico y ese es el espacio al que el geógrafo debe poner atención.


Por Francisca Quezada